la Diputación

La Diputación acerca a la capital la Casa del Águila Imperial y el río Cega

30 · 10 · 2017

Los participantes en la segunda marcha de otoño organizada por el Área de Promoción Económica de la Diputación han tenido la oportunidad de conocer la Casa del Águila Imperial ubicada en Pedraza y completar un recorrido entre La Velilla y Pajares de Pedraza siguiendo el curso del Río Cega.

La Diputación acerca a la capital la Casa del Águila Imperial y el río Cega
Ha sido un programa doble que les ha llevado en primer lugar a Pedraza para ascender hasta el mirador de Tongueras con unas vistas excepcionales de la villa medieval y de su castillo. A continuación, han descubierto  el centro oficial del parque natural de la sierra norte de Guadarrama, conocido como Casa del Águila Imperial, que justo hoy cerraba sus puertas hasta la próxima Semana Santa.
 
Se trata de una zona de bancales explotados agrícolamente aprovechado los cercanos manantiales. En las proximidades se encuentra también el Acueducto medieval que llevaba agua hasta la fuente del caño y en el que son visibles los efectos de algún terremoto pasado.
 
La Casa del Águila se encuentra situada desde hace una década en la a ntigua iglesia de San Miguel, que fue rehabilitada por la Junta. Dentro del recinto se hallan los ja rdines de San Miguel donde se cultivaron hasta el siglo XVIII  plantas medicinales.
 
Gracias a las explicaciones de  Juan Pertejo, los participantes en la actividad han podido saber que Segovia es una de las principales reservas del águila imperial, especie declarada en peligro de extinción. Existen unas 300 parejas en España, quince de ellas en la provincia. Se trata de un ave muy forestal, que se alimenta de conejos y se mueve muy poco salvo en época de celo.
 
Ya del camino hasta el cercano mirador de Tongueras como de la ruta entre La Velilla y Pajares de Pedraza se han encargado los guías Luis Alberto Martín, Mario Iglesias, Juanfran Bellete y Carlos Martín. Un trayecto algo más complicado y sinuoso, de dificultad media, que ha exigido un cierto esfuerzo a los caminantes.
 
Se trata de una comarca rica tanto en fauna como en flora. El buen tiempo que ha acompañado a lo largo de la jornada ha impedido avistar aves rapaces en los cercanos riscos. En la zona abunda el buitre negro, y otros animales como los jabalíes, las culebras y, sobre todo, las truchas.
 
Tras caminar entre encinares, el grupo se ha acercado más al río Cega para conocer su vegetación de ribera y muchas sabinas. 
 
Aún ha habido oportunidad de conocer los restos de la ermita de Santa Justa y Rufino, y su cementerio, antes de llegar a Pajares de Pedraza donde han sido recibidos por su alcalde Pedro Blanco.